Iglesia de San Ildefonso

publicado en: Sitios emblemáticos de Jaen | 0

Tras la Catedral de Santa Catalina, la Iglesia de San Ildefonso está considerado el segundo templo más importante de Jaén. En la Guía de Jaén le contamos la leyenda que describe el episodio del “Descenso de la Virgen”, cuando en 1430 se detuvo en el templo junto con su corte celestial.

Actualmente, este templo consta de tres portadas, de otras tantas épocas arquitectónicas. La más antigua es de estilo gótico. En la parte norte de la iglesia, se encuentra la segunda de las puertas, ésta de estilo renacentista, que cuenta con la torre del templo. De las distintas fases en la construcción de esta torre, dan fe los escudos de los distintos Obispos que la fueron construyendo y que se encuentran en los distintos tramos de la misma; la fachada y torre oeste, se construyeron a finales del siglo XVIII.

Ya en el interior, los pilares compuestos por columnas y arcos separan las tres naves de que se compone el templo. Los haces que parten de estas columnas forman unas características estrellas que se encuentran en las bóvedas.

Hay que destacar el presbiterio, que está delimitado por gradas y lo cubre una gran bóveda elíptica ornamentada con frescos. En la Guía de Jaén, de entre todas las capillas que tiene la iglesia, queremos destacar la ofrecida a la Virgen de la Capilla. La preside una talla gótica de María Santísima. También son muy famosos los grandes retablos que el visitante puede contemplar como el de San Benito, el del Descanso de la Virgen o el de San Antón. Entre otras obras de arte, se conserva en muy buen estado un Tabernáculo de gran valor artístico, obra del cordobés Duque Cornejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *