Fin de semana en Jaén

publicado en: Actualidad | 0

Realizar una visita de fin de semana a la provincia de Jaén resultará altamente productiva si tomamos en cuenta determinadas recomendaciones destinadas a descubrir los más emblemáticos lugares junto a la amplia y variada oferta gastronómica de la que hace gala.

Los tesoros que encierra Jaén capital:

Si comenzamos nuestra visita de fin de semana en la capital, quizás lo mas operativo sea iniciarla en las afueras para posteriormente irnos adentrando en la misma.

Es por ello que nuestra primera parada debería ser el Castillo de Santa Catalina, majestuosa construcción en la cima del cerro denominado de la misma forma y desde donde divisar una vista inigualable de Jaén y que conserva una cuidada decoración medieval capaz de trasladarnos a dicha época.

Una vez nos adentremos en la ciudad en sí, no cabe duda que merece la pena dedicar el tiempo necesario a la visita de la Catedral de Ntra. Sra de la Asunción, en el interior de la cual los jienenses custodian una de las imágenes más veneradas de la ciudad, Ntro. Padre Jesús “El Abuelo”.

Esta construcción de estilo renacentista y levantada sobre los cimientos de lo que anteriormente fuese una mezquita, destaca por su belleza y cuidada ornamentación. Además, alrededor de la zona se ubican un nutrido número de tabernas y bares donde tomar una consumición que como es costumbre en la zona, irá siempre acompañada de una buena “tapa” a base de los manjares típicos de la provincia.

Otra importante opción para visitar será la imponente Iglesia de San Ildefonso, compuesta por tres grandes naves y unas impresionantes columnas que hacen de ella un templo capaz de rivalizar en belleza e importancia con la propia Catedral. En su interior se hayan importantísimas joyas pictóricas y tallas de renombre.

Nuestra ruta nos lleva a detenernos en el Hospital de San Juan de Dios, antes conocido como hospital de la Santa Misericordia pero que en la actualidad ha sido adaptado hasta convertirse en un centro cultural. En su interior merece la pena ver sus dos preciosos patios rodeados de arcos.

Construidos en el siglo XI, detenemos nuestros pasos en los Baños Árabes, en la Plaza de Sta. María Luisa de Marillac, conocidos por ser los de mayor tamaño y en mejor estado de toda la comunidad andaluza.

Compuestos por varias salas según la temperatura que tuviese el agua (fría, templada o caliente), estos baños se alojan en la parte baja del Palacio de Villardompardo, igualmente visitable y en cuyo interior se puede disfrutar del Museo de Artes y Costumbres Populares.

Las “joyas” de la provincia:

No podemos acabar el fin de semana sin una visita obligada que requieren dos localidades de la provincia de Jaén como son las ciudades de Úbeda y Baeza, impresionantes por su amplia y perfectamente conservada oferta monumental y cultural, que sin duda igualan o incluso superan a la capital en cuanto a patrimonio se refiere.

 

Dejar una opinión